lunes, octubre 1

Adelita

En las novelas de la Revolución Mexicana no podía faltar la mujer. En las novelas la mujer aparece como un ser sin nombre ni rostro, anónimo y secundario, aunque siempre presente; la compañera inseparable del soldado con quien comparte su destino, un "artefacto masculino" que se toma y se abandona cuando ya no es necesario.
Pero en los corridos de la Revolución la mujer ocupa un lugar importante y generalmanete lleva su nombre como título.Una de las características de la Revolución Mexicana fue el que un grueso número de mujeres se incorporó directamente a ella, compartiendo con los hombres los momentos de batalla y los de descanso. Surge la figura de la soldadera mexicana que junto a los hombres y al igual que ellos, toma parte de los combates; pero en las novelas aparece su figura como deslucida, atrás del hombre, perdida en su sombra.
Mariano Azuela fue uno de los principales novelista revolucionarios y presenta varias figuras femeninas entre las que sobresalen la mujer alegre que se une a quien le ofrezca mayor paga y cómoda vida, la campesina noble e ingenua, la figura de la mujer bella, elegante y romántica, la mujer prohibida, la madre cariñosa y tierna, dispuesta a prodigar siempre sus caricias y cuidados, etc.
"La negra Angustias" es una magnífica excepción, pues la protagonista es una mujer que defiende la causa noble por la que lucha y además defiende a las de su género. Brava mujer que siempre defendió a las mujeres hasta a las prostitutas a quienes los hombres de su regimiento no querian pagar sus servicios:

—¡Págale, Güitlacoche!

—Pero mi coronela —respondió el capitán—,

parece mentira que usté se cargue mejor del lado de

las güilas...

—Págale y cállate el hocico —dijo la mulata—.

Las güilas merecen más respeto que todas las

otras... Éstas se revuelven con los machos por dinero,

aquí no hay amor ni brama... Hay hambre, no

ganas. Ellas cobran por soportar la peste y la brutalidad;

lo otro no les importa... ¡Págale Güitlacoche!

En un rincón suspira el Bicicleto:

—Lástima que el más hombre de todos sea mujer.

(Francisco Rojas González: La negra Angustias).*

*ELVIA MONTES DE OCA NAVAS
Contribuciones desde Coatepec.


1 comentario:

Anónimo dijo...

holaaaaaaaa
t xtañooo un chorro
oye neta me enkntan tus post
eres la onda ers mi idolo jeje
tengo un chorro de ganas de verte
hoy te mark a tu ksa pero ps no contestaron el prox fin a ver si voy a tu ksa o q pex dime a q hora estas disponible zaz te adoroo cuidate muxo y no te dejs de los viejoos jeje
con amor
tu best friend 4 ever =P
pd akuerdate q si hablan de nosotras es xq somos demasiado importantes en sus vidas q no pueden dejar de pensar en nosotras jeje
*Princesa de ChokolateZzZz*