lunes, enero 7

Liolaemus nihuil


Quien piensa que en la naturaleza los machos siempre tienen que competir entre ellos para poder reproducirse con una hembra obviamente de su misma especie, sabe nada de fauna. Las hembras también tienen su protagonismo en la telenovelesca sexualidad de los animales.
Mientras que la mariposa Apolo macho coloca en la hembra, una vez que la fertiliza por primera vez a pocas horas de su nacimiento, un tapon a modo de "cinturón de castidad" para que ningún otro macho pueda copular con ella a lo largo de su existir (posesivo el señor), los elefantes marinos poseen su propio harem de hembras (zorros marinos diria yo xD), el Bobo de patas azules no es para nada el animal mas fiel del mundo y la especie Liolaemus nihuil, de lagartijas tiene la particularidad de reproducirse sin machos y dar sólo crías hembras genéticamente idénticas."El óvulo se divide solo sin la participación del macho por el sistema de partenogénesis, algo que ocurre sólo una o dos veces al año cuando tienen de cuatro a cinco crías", asimismo pertenece al grupo de los Triploides, "o sea que tiene tres juegos de cromosomas en lugar de dos, que es lo más común".
Hasta en la perfecta Naturaleza la supuesta supremacia masculina es una mentira, entonces...
Peero, cabe señalar, que las crias que nacen por clonación son mas débiles a las enfermedades y si una lo es, todas lo serán porque son genéticamente iguales, asi que son mucho mas suceptibles a la extinción. Además el objetivo de la reproducción es mejorar la especie, para que las especies puedan desarrollar inmunidad a las afecciones. Asi confirmamos que tampoco hay supremacia femenina, si no que existen dos partes igualmente importantes: hembra y macho.




No hay comentarios: