viernes, octubre 10

Barre-Sinoussi: Nobel

El Instituto Karolinska de Estocolmo premió hoy con el Nobel de Medicina al trío germano-francés de virólogos formado por Harald zur Hausen, Francoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier, investigadores de virus causantes de cáncer y sida.

Barre-Sinoussi, nacida en 1947, viróloga e investigadora del Instituto Pasteur de París, se especializó en regulación de infecciones virales y adquirió notoriedad en el ámbito científico por sus trabajos en la identificación de VIH, el agente del sida.

Durante más de veinte años ha consagrado sus estudios a ese ámbito, tanto con trabajos destinados a la investigación de una futura vacuna como a la prevención de la enfermedad y lucha contra la infección.

Su colega y compatriota Montagnier, nacido en 1932 en Chabris y doctor en Medicina por la Universidad de Poitiers, aparcó a mediados de los años 60 la docencia para consagrarse a las investigaciones en el campo de la virología.

Desde principios de los 70 forma parte del equipo del Instituto Pasteur, de cuya Unidad Oncológica Viral fue nombrado director en el 1973.

Junto con su colega Barre-Sinoussi, consiguieron entre 1980 y 1984 aislar numerosos de retrovirus humanos de pacientes con infecciones sexuales, hemofílicos, madres que lo habían transmitido a sus hijos y personas que los habrían contraído en transfusiones.

Barré-Sinoussi ha trabajado tanto en ensayos destinados a la investigación de una futura vacuna como a la prevención de la enfermedad y lucha contra la infección.

Es autora de unos 220 artículos y ha participado en más de 120 estudios científicos, además de colaborar como ponente en centenares de conferencias y congresos.

Ha recibido más de 10 galardones de carácter nacional e internacional.

1 comentario:

samy oil dijo...

claro Tenia que ser mujer.... una frase que utilizan los hombres para denigrarnos por no saber manejra segun pero tambien se puede emplear para todos los demas casos no solo para los malos por que claro somos 100 % mas efectivas que ellos y claro..... Teniamos que ser mujeres