lunes, enero 19

De sus labios: Sylvia Plath (1932-1963)


Un@s dicen que nunca pudo recuperarse de la muerte de su padre, que ocurrio cuando tenía 9 años, y por eso intento matarse a los 20 y se suicidó a los 30. Otr@s dicen que siempre odió a su padre y que ella era bipolar, que sufria por culpa de su machista marido Ted Hughes, que tenía resentimiento hacia los hombres y por ellos se privó de la vida asfixiándose con gas, metiendo la cabeza en el horno de su casa, después de haber resguardado a sus dos hijos. Otr@s dicen que simplemente fue demasiado: demasiada genialidad, demasiado ser madre, amante y poeta.
Yo creo que nunca lo sabremos, porque aunque tengamos "The Bell Jar" y "The Colossus", nunca lograremos adentrarnos en lo que fué su pensamiento y su sentir, cómo interpretaba su dolor, que fue lo que causó tal sufrimiento y porque tomó esa salida.

"Escribiré hasta que empiece a escribir sobre mi yo verdadero".

"[...] tenía que estar pasándomelo en grande, [...] tenía que estar ilusionada como las otras chicas, pero no conseguía reaccionar. Me sentía quieta y vacía [...] como el ojo de un tornado, moviéndome sin ninguna fuerza..." ("The Bell Jar").

"También recuerdo a Buddy Willard diciendo, con una seguridad siniestra, que una vez que me casara me sentiría diferente, que no iba a querer seguir escribiendo poemas. Entonces pensé que quizá fuera verdad, que cuando uno se casaba y tenía hijos era como un lavado de cerebro, y que después una iba por el mundo sedada como un esclavo en un estado totalitario"("The Bell Jar").

"Desde las cenizas me levanto/Con mi cabello rojo/Y devoro hombres como el viento".

"Sin embargo, soy la misma, idéntica mujer./La primera vez que sucedió tenía diez./ Fue un accidente.La segunda vez pretendí/ Superarme y no regresar jamás./Oscilé callada./Como una concha marina./Tenían que llamar y llamar/Recoger de mí los gusanos perlas pegajosas)".

"Morir/Es un arte, como cualquier otra cosa./Yo lo hago excepcionalmente bien./Lo hago por sentirlo hasta las heces./Lo hago para sentirlo real./Podemos decir que poseo el don./Es fácil ejecutarlo en una celda./Es muy fácil hacerlo y guardar la compostura./Es teatral)".

1 comentario:

Jaime dijo...

Ah, Silvia Plath, pero si ya la conocías. ¿Y qué hay de Anne Sexton, a poco no es maravillosa? Y Alfonsina Storni, también suicida.