viernes, marzo 13

Comer

Si fuera por mí, instalaría mi pc de modo que pudiera trabajar en ella de pie. Pero mi gente me apedrearía. Flojos.
Es que mi assache me recuerda que paso demasiado tiempo sentada, y eso para nada es bueno, y se prolongará. Bueno, tengo mil cosas que contar, y no las había podido escribir por múltiples tareas y ocupaciones, además de muchas XX lager. Que digan lo que digan, yo las amé. Por lo pronto diré que ayer me dió más hambre de lo usual (y mucha sed) y en mi desesperación hice una combinación celestial-mágica y celestial. Era una bolsita estándar de fruta, con duritos de papa, de esos blancos, betabel, papa cocida, brócoli, cueritos y unas salchichas adobadas trademark (que desde hoy nombraré como sachichas muertas) todo eso aderezado con salsa de botella, limón y sal. Lo disfrué tanto que casi levito. Le iba a tomar foto pero cuando lo recordé ya casi había vaciado la bolsa. Todo estaba en su punto exacto. Además estaba babeando mientras lo preparaban: "Ah y póngale esto también, y esto, y salchichas" "¿De las vivas? o de las muertas?" "De las muertas babasbabasbabas". Que maravilla.

2 comentarios:

Amielle dijo...

Wa! Se me antojo tu botana hasta el momento de las salchichas muertas, lo primero que me vino a la mente fue el anfiteatro de mi facultad, y eso en definitiva no fue sensual. Me hubiera agradado el fotos, pero pues seguiré tratando de imaginarlo, aunque una breve cátedra acerca de las "salchichas muertas" no me vendría nada mal.
Saludos

Ilia Raye dijo...

Anfiteatro... gliuu, muy gráfico.
Las salchichas muertas no tienen nada que ver con anfiteatros pero mucho que ver con facultades. Son algo asi como salchichas fritas con algun tipo de adobo, pero no totalmente fritas, si no fritas de modo que solo quede una delgada capa crujiente. Y el condimiento-salsa que les ponen, no tiene abuela.