lunes, junio 29

De sus labios: Jane Austen (16 de diciembre de 1775 – 18 de julio de 1817)


Jane Austen nació en el sur de Inglaterra en una familia de clase media alta. Fue la séptima de ocho hijos, la menor de las dos mujeres. A los padres de Jane les interesaba que sus hijos recibieran una buena educación así que enviaron la enviaron a ella y a su inseparable hermana Cassandra a dos diferentes internados, pero sus papás no pudieron seguir costeando su estancia. Eso no fue impedimento para que continuarán su educación, porque sus padres tomaron parte, y Jane comenzó a ser también autodidacta y cuando se convirtió en adolescente comenzó a escribir. Sufrió un fracaso amoroso al enamorarse de Tom Lefroy sin ser correspondida, y se dice que después de tal acontecimieto se concentró en su trabajo literario.
Entre 1795 y 1799 comenzó a redactar las primeras versiones de las novelas que luego se publicarían con los nombres de Sentido y sensibilidad, Orgullo y prejuicio y la abadía de Northanger (que entonces llevaban los títulos de Elinor and Marianne, First Impressions, y Susan, respectivamente). Probablemente también escribió Lady Susan en ésta época. En 1797, su padre quiso publicar Orgullo y prejuicio, pero el editor la rechazó.
La noche del 2 de diciembre de 1802, Harris Biggs-Wither, propuso matrimonio a Jane Austen, y aunque era una oferta muy ventajosa económicamente, Jane no aceptó.
Jane retomó sus actividades literarias revisando Sentido y sensibilidad, que fue aceptada por un editor en 1810 ó 1811, aunque la autora asumía los riesgos. Apareció el título de forma anónima, en octubre, con esta única anotación sobre su autoría: "By a Lady". Según el diario de Fanny Knight, sobrina de Austen, ésta recibió una "carta de la tía Cass rogándome que no mencionara que la tía Jane era la autora de Sentido y sensibilidad".
Era su hermano Henry, que vivía en Londres, quien se encargaba de negociar con los editores. Cuando Jane iba a Londres se quedaba en su casa. En 1813 Henry Austen fue tratado por el Sr. Clarke, médico del príncipe Regente, el cual, al descubrir que Austen era la autora de Orgullo y prejuicio y Sentido y sensibilidad, obras que apreciaba mucho, se lo comunicó a éste, solicitó a Henry que le fuera dedicada la siguiente novela de la autora—algo que es posible que no halagara a Austen, pues según una de sus cartas no guardaba una buena opinión de los príncipes a causa de sus conocidas infidelidades—.

En diciembre de 1815 se publicó Emma, dedicada al príncipe regente, y, al año siguiente, una nueva edición de Mansfield Park. La segunda, sin embargo, no gozó del mismo éxito que sus obras anteriores, y las pérdidas de esta segunda edición hicieron que perdiera casi todo lo que había ganado con Emma. Comenzó Persuasión en agosto de 1815. Un año después empezó a encontrarse mal. A comienzos de 1817 comenzó Sanditon, pero tuvo que abandonarla por su estado de salud. Para recibir tratamiento médico fue trasladada a Winchester, donde falleció el 18 de julio de 1817. Sus últimas palabras fueron: "No quiero nada más que la muerte". Tenía 41 años. En su testamento legó todo lo que tenía a su hermana Cassandra. Por aquel entonces no se sabía cual había sido la causa de su muerte, aunque en la actualidad se considera que fue la enfermedad de Addison.
El epitafio, en la catedral de Winchester, no menciona que fue la autora de sus conocidas novelas. En 1872, después de que James Edward Austen-Leigh publicara sus Memorias, se añadió una nueva placa explicando su condición de escritora y apuntando: "She opened her mouth with wisdom and in her tongue is the law of kindness." ("Abrió su boca con sabiduría y en su lengua reside la ley de la bondad").





Hay muchos pasajes en la obra de Jane Austen dedicados a los "talentos", pero si hay algo que todas las obras tienen en común es que ninguna de sus heroínas está muy interesada por ellos. Por talentos nos referimos a las diferentes habilidades que una mujer que busca marido debe cultivar para atraer la atención de éste.

"Me resulta increíble," dijo Bingley, "cómo todas las jóvenes tienen tanta paciencia como para cultivar todos esos talentos." (…) "Todas pintan, forran biombos y hacen bolsitas de malla. No habré conocido a una que no sepa hacer todo esto, y estoy seguro de que jamás me han hablado de una chica por primera vez sin referírseme lo talentosa que era." (…) "Una mujer debe tener un amplio conocimiento de música, canto, dibujo, danza, y lenguas modernas para merecerse esa palabra (talentosa); y, aparte de todo esto, debe haber algo en su aire y en su manera de andar, en el tono de su voz, en su forma de relacionarse con la gente y en su expresión, de no ser así, no merecerá completamente la palabra."
Jane Austen, Orgullo y Prejuicio

Jane Austen aboga en sus novelas por una educación liberal para la mujer, alejada de todos estos "talentos", pues considera que la falta de sensatez conlleva un gran riesgo para la vida social, para la elección de un futuro favorable y para la convivencia conyugal.


"Los retratos de perfección me enferman y vuelven maliciosa".
Jane Austen a su sobrina Fanny Knight (1815)


"A lady's imagination is very rapid; it jumps from admiration to love, from love to matrimony in a moment".

"A woman, especially, if she have the misfortune of knowing anything, should conceal it as well as she can ".

"An engaged woman is always more agreeable than a disengaged. She is satisfied with herself. Her cares are over, and she feels that she may exert all her powers of pleasing without suspicion. All is safe with a lady engaged; no harm can be done".

"It sometimes happens that a woman is handsomer at twenty-nine than she was ten years before".

No hay comentarios: