domingo, junio 21

Kumquat

Ya pasé fenómenos, orgánica, mate, electro y fisico II, nada más falta termo. Y quien me diga matada can kiss my ass. Ya dije. Y ya volví.
Ya volví a mi casa con padres, al internet, a comer fruta y a que me alimenten. Ya volví a que me laven en lavadora y a dormir.
Para empezar a alimentarme bien, ya comí carnitas y tacos dorados. Además de un pollo en salsa kiwi y agua de kumquat en Gigi's. Entré en trance.
Oficialmente odio la política, me vomito sobre cualquier partido político y sus canciones. Mueránse.
Si alguien osara acercárseme con el afán de darme propaganda o de presentarme a algún candidato, gritaría all laud: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡NO VOY A VOTAR!!!!!!!!!!!!(no es que promueva la abstinencia, es que perdí mi credencial).
La trenza que me hizo el hippie huele a croquetas. Hice algo que nunca creí que haría, bajé una canción de Green Day. Y me gusta. Mucho.
Han pasado tantas cosas. Estuve como Christina Yang por unas horas (a excepción del vestido roto con tijeras y no estaba conmigo mi mejor amiga), la señora del super me vio en mi pijama de sponge bob square pants (8) con las piernas sin rasurar, mi casa se inundó de ese olor a gringolandia y de cereales malt o meal(y no es diciembre) ya tengo jeans que me quedan y ya tengo uno favorito.
La casa de mis sueños se materializó. Casi casi. Casi muero.
Extraño al 24 (antes constante de planck).

No hay comentarios: