sábado, octubre 31

La palabra del día

CANADÁ: Primero Sam dijo algo relacionado con eso en la última peda que tuvimos por lo que no lo recuerdo textualmente. Después platiqué sobre unos lentes de rayas que estaban de super moda allá hace tiempo, y hace rato mi papá dijo eso cuando hablaba por teléfono.

2 comentarios:

j/e dijo...

Mi mano apesta a cigarros que he fumano y fumaré.
Estoy nostálgico y he llorado sin saber por qué.
Hoy no me importa confesarme, quiero desnudarme ante la vida y decir que soy un hombre trágico.

He oído a Damien Rice, Tindersticks, Bright eyes y han serrado con sutil dolor mis ganas de salir a la calle, así que cerré el cuarto y me puse a leer La insoportable levedad del ser de Milan Kundera, y los pedazos del dolor que parecían fotografías se unían como un único trozo ante las imágenes terribles de la novela. Soy adicto a la nostalgia.

Mme. M dijo...

Te admiro. Y con eso de llorar sin saber por qué estoy bien familiarizada, aunque a veces sé por qué pero no quiero aceptarlo. Yo soy más común con eso de las canciones, me llega mucho Crazy de Norah Jones jaja. Me duele la cabeza y aun me falta leer un capítulo del Mott. Recuerda a Simone: la gente feliz no tiene historia.
I am here brigadier.