sábado, noviembre 14

“90-60-90 suman 240, cifras que no hay que tener en cuenta”


Desde que ví el video de "Expresso Amazonia", Andrea Echeverri y los Aterciopelados se ganaron un lugarcito en mi carcomido corazón. Después recordé que alguna vez ví el de "Bolero Falaz" y la guitarra con flores y el nombre de el grupo me alborotaron las neuronas. Hace rato ví una parte de una entrevista que les hicieron y me encantó su filosofía.
Andrea hablaba sobre la "hipersexualización" actual, de como se utiliza a la mujer como un objeto sexual, presionada por los estereotipos de imagen. Totalmente coincidí con ella, y al escuchar "Oye mujer" entendí su argumento aún mejor.
Evidentemente la mujer en la actualidad cuenta con mayor libertad sexual, pero esto ha sido un pretexto para utilizar nuestro cuerpo como gusano en anzuelo. El auge de la prostitución y la pornografía son prueba de que aún vivimos en una sociedad sexista y decandente. Y claro, esto no es cosa nueva. Como tampoco es cosa nueva que la mujer siempre ha estado presionada a vestirse "femenina" aunque esto comprometa su comodidad.
Hablaba también sobre la maternidad, a la que llama la "Cualidad de la mujer", pero una maternidad no necesariamente condicionada por la gestación, sino una maternidad definida como el instinto de cuidado y protección de todos los que te rodean.


—¿Es Andrea Echeverri feminista?


Sí, a mi manera. El mismo nombre de Aterciopelados fue sacado de una novela de Simone de Beauvoir (escritora francesa, feminista total). En el disco La Pipa de la paz, sobre todo, hay una posición antimachista clara, y en la postura estética y conceptual de Aterciopelados siempre ha habido una búsqueda de feminidad diferente a los clichés y estereotipos.

3 comentarios:

j/e dijo...

Claro, el hecho de que la mujer sea tratada como producto en la pornografía puede ser machismo. De hecho, el protagonismo regularmente recae sobre la mujer, su figura, la adorada trinidad busto-cintura-nalgas. Sin embargo, a veces puede ser arte, y otras veces solo cuerpos voluptuosos y morbosidad. No creo que toda admiración de lo mítico femenino sea siempre machismo. Todos sacrificamos la comodidad para vernos bien, no siempre está bien ser contestatario, a veces caemos en un extremo dogmático.

Mme. M dijo...

No puede ser machismo, es machismo, ¿No te has preguntado por que el protagonismo recae sobre la mujer? ¿Aunque sea "arte"?
Ayer vi un libro de body painting, y la mayoría eran solo senos con algo de pintura encima.
Estoy de acuerdo que el cuerpo humano es arte, no simplemente por como luce, si no por como funciona, pero es evidente que se ha sobreexplotado la imagen femenina,aunque no sea un cuerpo voluptuoso, lo "mítico femenino" es otra prueba de como se ha asignado a la mujer el papel de objeto de culto y posesión, en la divinización esta la condena, mira lo que dice Simone en E.S.S:

"He ahí por qué toda sociedad tiende hacia una forma patriarcal,
cuando su evolución lleva al hombre a tomar conciencia de sí mismo y a imponer su voluntad.
Sin embargo, importa subrayar que, incluso en los tiempos en que aún se sentía confuso ante
los misterios de la Vida, la Naturaleza y la Mujer, jamás se sintió destituido de su poder; cuando, espantado por la peligrosa magia que encierra la mujer, la sitúa como lo esencial, es
él quien la sitúa, y así se realiza él mismo como lo esencial en esa alienación que consiente;
pese a las fecundas virtudes que la penetran, el hombre sigue siendo su amo, del mismo modo
que es amo de la tierra fértil; la mujer está destinada a ser sometida, poseída, explotada, como
lo es también la Naturaleza cuya mágica fertilidad ella encarna. El prestigio de que goza a los
ojos de los hombres es de ellos de quienes lo recibe; los hombres se arrodillan ante lo Otro,
adoran a la Diosa Madre. Mas, por poderosa que esta parezca, solo es captada a través de las
nociones creadas por la conciencia masculina."

Asco, por eso es la brigada misantrópica.

j/e dijo...

Cierto. Cuando digo arte me refiero a lo humano, incluido el hombre, como lo es el David. De lo que es difícil separarse y ser objetivo es de la tendencia sexual/social. El cuerpo es una celebración sensual y el hecho de que nos guste determinadas figuras "estéticas" tiene su por qué tal vez más antropológico que biológico, sin embargo un cuerpo sano, atlético, suele ser lo que llamamos "atractivo, bello", el hecho es que nuestras convenciones suelen ser absurdas y aún así las perpetuamos, porque el problema no es darse cuenta de ellas sino abandonarlas, por más reaccionario que uno sea.
Simone... lo dice bien, tal vez de forma demasiado honesta, brutal, como es propio de los existencialistas, jeje, el mito del eterno femenino es un mito masculino. Las mujeres y su "sexto" sentido. Sencillamente no nos acostumbramos a ese Otro que menciona, no podemos entenderlo porque es un fenómeno foráneo, fantástico, emergente. Sin embargo, para ser sincero, me ha pasado con otros hombres que también me dan la impresión de ser escurridizos, inexplicables, y me siento fascinado, pero por el hecho de ubicarlo en mi "bando" y no tener ninguna inclinación sexual hacia ellos, no hago un mito del eterno masculino. La identificación de lo fértil/frágil... la mujer se incapacita cuando da a luz, 'hay que cuidarla, protegerla', es decir: hay que dominarla, ella no sabe lo que es mejor para ella. El héroe siempre se convierte en el tirano. Si lo llevas más lejos, esa actitud machista es también la médula de las dictaduras, el pueblo es la mujer. ¿Quieres otro ejemplo? Jesucristo y su novia, el pueblo de Israel. Si lo digo es porque esa relación ambigua parece ser una constante.