lunes, agosto 2

Wings



Heme aqui. Con un calor texano de la chingada, pero tranquila tranquila. Empapada de existencialismo. Empezaba a juzgar mal a Simone de Beavuoir con La Invitada pero ya que estoy a punto de terminarlo caigo en cuenta de lo genial que es. En realidad es una trama de intelectuales franceses, sus vidas y sus relaciones. Pero en un sentido estrictisimo (perdon, no encuentro el acento en el teclado); sincero y crudo, no deja lugar al romanticismo. En realidad lo juzgo comodo, pero complicado. Habla de la renuncia a toda mezquinidad, a todo egoismo en lo que a la relacion de pareja se refiere. Una libertad entera, sin formalidades ni orgullo, una relacion de pareja carnal, pero espiritual al mismo tiempo, fluida, no construida, calmada, inteligente. Creo que muy alejada de la realidad.


Me inspira cierta nostalgia, igualmente. Paris en los tiempos de preguerra. Siempre sere nostalgica.


Mi tio nos llevo a ver una casa de los an-os 20 que acaba de comprar, y me emberrinche con un espejo y un cuadrito. Para mi futura casa. Me dijo que en otra hay un piano todo destartalado...lastima que no me lo puedo llevar. Ya me hice de una chamarra de piel como la que son-aba en una tienda chopper. No se, aunque me gusta lo etnico y colorido, adoro la piel negra y las botas monstruosas. Por eso me gusta tanto el logo de Guns & Roses. Supongo que asi soy.


Me falta mi playera de Everything is bigger in Texas, pero mientras tanto disfruto y disfruto. No recordaba que Janis era texana, que wey. Hasta que saliendo de Buffalo Wild Wings vi un anuncio de Southern Comfort y mi tio me ilumino con esa revelacion. Las wings de mango estan picosisimas, no crei que los gringos fueran tan buenos para el chile.

No hay comentarios: