miércoles, septiembre 8

Cero

Estoy en la biblioteca toda aburrida y con sueño. No sé cuando me va a pasar esto de tener ganas de nada. Hoy por primera vez en varios días desayuné por puro antojo, y no sólo por hambre. Pero sigo con ganas de un pozole. Y de unos cupcakes.
Ayer tuve clase de "Comportamiento humano en las organizaciones"... el sólo nombre me irrita. Aunque ya no me voy a quejar y voy a recibir mi primer exámen que seguro reprobaré con una sonrisita complaciente y mediocre que esboce un: "Maestra, la neta es una pendeja, pero su clase se adapta perfectamente a mis necesidades de créditos y de horario, ergo, voy a hacer lo posible para tratar de sacarle una calificación aprobatoria, aunque sienta que esta clase es todo un pleonasmo".
Es la última vez que hablo de esa situación tan vergonzosa. Promesa de scout.
Por lo pronto, trato de sobrevivir, y de no hacer "plop!"cuando leo expresiones como las siguientes en el manual de Operaciones Unitarias I:

Incendio:

1. Mantenga la calma. Lo más importante es ponerse a salvo y dar aviso a los demás.

  1. Si hay alarma, acciónela. Si no, grite para alertar al resto.

Bueno, yo por lo menos no puedo gritar para alertar al resto y estar calmada al mismo tiempo. Llámenme loca.

1 comentario:

Anónimo dijo...

"Mantenga la calma, solo está en juego su vida y la de sus compañeros, el fuego calentando a mil grados hasta derrite al hierro, pero ud tranquila, solo podría derrumbarse el edificio sobre su cabeza, alerte a sus compañeros, porque este edificio fue construido por arquitectos mediocres y no tiene alarmas de incedio, además, sus compañeros son estúpidos y no se darán cuenta del humo, el fuego y los gritos..., por si fuera poco, este autor debe comer y escribiendo libros con unos consejos obvios y otros absurdos..."

Je je, y la vieja de comportamiento solo le pone puntitos de participación a los que dicen puras pinches pendejadas... como que el chiste es nomás hablar, y válgame dios, ahora los que queremos decir algo inteligente somos pedantes!! Hasta sale uno por allá a querer corregir diciendo sandeces... y para colmo, se gana puntos de participación... Te juro que estoy al borde del colapso, no sé cómo, pero para la siguiente clase dejaré mi cerebro en la mochila!

j/e