viernes, septiembre 3

Don Señor

Todo el día había querido sentarme a escribir. Hoy amaneció diferente, porque mi Charro Negro ya no está. Me quedé con las palabras atoradas en el gogote, porque ya no te mandé el mail. Te digo "te" porque tu me enseñaste a tutear.

Hola, Mónica:

El respeto, pienso yo, no reside en el usted o en el tuteo ¿no crees? Así
es que "rompamos el turrón", amiga. Soy periodista, maestro, actor,
escritor y "todólogo". ¿Qué te parece?

Saludos cordiales,

Germán Dehesa

No te dije cuanto me había gustado tu entrevista en Proceso, no te conté que fuí a Gringolandia. Nuestra cita en la FIL nunca se concretó. Cuando tu fuiste yo no pude ir y cuando yo fuí tu no pudiste.

Hola, Mónica.

Habrá más FILS, amiga. No te preocupes y qué bueno que leerás mi libro.
Espero tus comentarios. A tu servidor le gusta toda clase de música.

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa

Estimada Mónica:

Te informo que, lamentablemente, mis médicos, en esta ocasión, no me han permitido viajar para asistir a la FIL. Ojalá nos podamos saludar en alguna ocasion cercana.

Por otro lado, te felicito por tus éxitos en tus estudios. Te aclaro que tu servidor no es I:Q: únicamente cursé el primer a´ño de la carrera. De todos modos, estoy seguro de que tú serás una magnífica I:Q:

Afectuosamente,

Germán Dehesa


Quiero decirte que he traído las neuronas alborotadas (¿Te acuerdas?)


Estimada Mónica:

Me alegra que, a pesar de tu juventud, disfrutes de las viejas películas
mexicanas. Son divertidísimas ¿verdad? Simpático el comentario que haces
acerca de tu amiga. Voy a adoptar la frase.

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa






Si, hace tiempo vi una pelicula del Charro Negro, soy muy amante de esas
> peliculas: Época de Oro, blanco y negro, Pedro Infante, Jorge Negrete,
> Luis
> Agular, Javier Solis... me encantan... debi de haber nacido hace 70
> años...
> ser una adelita o la niña María. Te pregunté por que en la prepa una
> compañera relató la leyenda y dijo eso. Ya confirmé mi teoría de que se le
> alborotan las neuronas. Y, ¿Tú que dices? ¿Hubieras querido ser un Charro
> de
> esos de verdad?
>
> Cuidate!!

últimamente, que este semestre empecé con todas las carnes en el asador (y buenas carnes porque los pantalones cada vez me quedan más apretados), que te quiero y siempre te querré. Que nunca he podido entender la muerte y que la tuya la entiendo aún menos.
Mi mamá me dijo que te estabas muriendo; ella me recibía cada fin de semana, no con un abrazo ni una comida caliente, si no con noticias sobre tí: "¿Ya viste lo que escribió Germancito?".

Estimada Mónica:

Te informo que le he dado respuesta a todos y cada uno de los correos que me has enviado. Lo que sucede es que, en ocasiones, nos devuelven nuestros correos por razones ajenas a nuestro control. Por otro lado, si ya estás harta de tu casa, creo que es bueno para ti que mañana inicies tus clases ¿no? Te sugiero que no te "programes" para vivirlo como un sufrimiento. Intenta, mejor, disfrutarlo.

Te cuento que estoy con una tos feroz que me tiene postrado en cama. Así es que mejor que tu mamá no se ría de mí porque estoy muy sensible ¿eh? Por lo demás, te digo que, de Ibargüengoitia" te recomiendo TODOS sus libros. Era extraordinario. Qué lástima que ya no está con nosotros. Lo extraño.

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa


Mi exposición de Tecnología de Procesos y mi tontísima clase de Análisis contable no me dejaron llorarte en paz. No entiendo, no entiendo cómo es que ya no estás. Cómo es que entre el teatro, los libros y la Gaceta, aún tenías el tiempo de contestar mis poco coherentes mails. Y todavía decías que no eran tonterías. Hace 4 años de eso, cuando me dijiste que el feminismo igual que a mí, te latía.

Yo, amiga, soy feminista a ultranza.

Saludos cordiales,

Germán Dehesa

Eras Scrooge como yo, pero de todos modos me deseaste Feliz Navidad:

Estimado Mónica:

Gracias, de nuevo, por responder. Amiga, te felicito por tener conciencia
social. Ojalá, entre tú y tus amigas, pudieran organizar algo para ayudar
a los que más lo necesitan. Eso las haría sentirse muy satisfechas y las
máas ayudadas resultarían ser ustedes.

Qué tú y tu familia tengan una Navidad llena de paz allá en Celaya.

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa


las Navidades horrendas que pasaba en Celaya. Iac.
Y un año después:

Estimada Mónica:

Qué bueno que te has unido al H. Club de Scrooge, amiga. Sin embargo, me parece que algo que está influyendo en ti para manifestar tu odio jarocho a las fiestas navideñas es la preocupación que tienes acerca de tus exámentes. Te sugiero que, si de todos modos vas a participar en el festejo, mejor colabores con tus padres a que todo marche bien. De esa manera, te sentirás menos angustiada y les harás un gran servicio a tus familiares.

Mira, cuando algo no tiene remedio como es el que las familias celebren una cena navideña, lo mejor es unirse al "enemigo" porque, la verdad, se amarga uno menos. Eso no quiere decir que claudiquemos de nuestras convicciones. Ya sabes que yo detesto esta temporada pero tampoco me voy a amargar la vida. Te sugiero que veas tus peliculas pero que, también, participes en la vida familiar. Verás que todo se te hará más amable. Yo, por lo pronto, estoy tembloroso sólo de pensar que me tenga que ver obligado a asistir a una de esas cenas pero ¡qué le vamos a hacer! Dehesa sufre.

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa


Tampoco te platiqué que leí el Génesis y que me chocó el asunto, pero igual, no tenía nada más que leer, y lo necesitaba. Como dicen los de la Gonvill, amar es sufrir leer es gozar.

Hola, Mónica:

No sabría qué elegir entre escribir y leer. Ambas actividades me
apasionan pero siento que no podría escribir sin haber leído y seguir
leyendo tanto.

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa


Quisiera estar con la Rubia Misteriosa, que me enseñara tus fotos y me diera un tour por tu casa de piedra y flores.


Estimada Mònica Irina:

Gracias por tus generosos comentarios que me hacen sentir que mi quehacer diario se justifica. Soy yo el que determina las respuestas a sus correos. Mi asistente me ayuda en el "tecleo". Espero que sigamos en contacto y, mientras tanto, recibe un afectuoso saludo de tu amigo,

Germán Dehesa


Estuviste conmigo la primera vez que rebrobé un examen de la facultad. En tercer semestre. Y ya estoy en séptimo.

Estimada Mónica:

Si hiciéramos caso de la gente que habla mal de uno,no podríamos vivir., amiga. Te agradezco tus amables palabras . Supongo que tu calificación es sobre cien ¿no? Cuéntame cómo pasó.

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa


No me hagas llorar en la bilioteca, tu ya no sufres, pero yo sí.

Estimada Mónica Irina:

Se me hace que tu profesor se parece a Elba Esther Gordillo. Bueno, por la descripción que haces de él y por querer "echárselos" a los que te caen gordos.

Dale, por favor, las gracias a tu mamá por preocuparse por mi salud. Dile que Dehesa sufre pero ahí vamos mejorando, poco a poco. Por otro lado, te informo que no sé por qué ya no aparezco en frontera.info. La verdad, amiga, yo me limito a escribir mi columna y lo demás ya no es cosa mía pero, de todos modos, te agradezco tu interés. Supongo que si te pones en contacto con ellos, te darán una respuesta.

Sí leí "Noticias del Imperio" y me pareció muy buena. En realidad, puedo decir que la disfruté mucho. Te informo que leo casi todo lo que cae en mis manos. El genéro novela me agrada más que todo. Mi héroe, eso sí, es Jorge Luis Borges, que no Borgues, como decía Fox ¿eh?

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa


El Bucles también

Estimada Mónica Irina:

Te informo que tuvimos severos problemas con el servidor de nuestro buzón. Parece que ya los arreglaron y espero que mi respuesta te llegue, sin novedad. Me alegro mucho de saber que estás tan contenta que hasta estás dipuesta a hacer tu tarea y de buenas. Esto demuestra que el recibir comentarios positivos es algo que al ser humano lo motiva a llevar a cabo acciones también positivas. Si siempre fuera así, el mundo sería otro.

Te agradezco la felicitación para el Bucles. Se la transmitiré con mucho gusto y estoy seguro de que te la agradecerá. Yo aprecio tu amable comentario y el concepto en el que me tienes.

Saludos afectuosos,

Germán Dehesa

Pero siempre, siempre te seguiré pensando y no dejaré de extrañarte. No sé si algún día leíste La Mercería,

Estimada Mónica Irina:

Fue un placer darle respuesta a tu correo. Visitaré el blog que me recomiendas, en la primera oportunidad.

Afectuosamente,

Germán Dehesa

pero esta amiga tuya y este blog, siempre te recordarán, siempre te aclamarán.

Hasta pronto Germancito.






















4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sad indeed Madame, treasure the bits of mind he left with you.

Anónimo dijo...

Vaya... no tengo palabras. Germán, la última voz de la conciencia.
j/e

Mme. M dijo...

I'll keep them beside my heart.

Brigadier, que le puedo decir, todavía no comprendo su muerte.

gabriel dijo...

la mención de ibarwengoitia es melancoliquísima.