sábado, enero 15

Date

"Qué distinta es la Modotti de las mujeres que conozco, piensa José Perez Moreno. Al levantarse en la mañana siente ganas de verla; sus respuestas son amistosas, directas, da gusto escucharla y aún más mirarla. ¿Cómo será vivir con una mujer así? Las de su familia son abnegadas. Por más tarde que llegue le sirven su merienda y se quedan junto a él: "¿Te sirvo más?¿Quieres otro cafecito?" Tina preguntaría sin sumisión, alegaría, opinaría. Ellas, apocadas, no dicen esta boca es mía. Tenues, se deslizan sin ser notadas. O apenas. Padecen la vida, eso es, padecen al hombre y aguardan. Tina deja ver una abundancia de vida apenas refrenada. Entra en una pieza con su paso enérgico y los demás le sonríen sin darse cuenta. Pérez Moreno desea ardientemente ese encuentro en el juzgado. ¡Qué bonita mujer! Y que bonito su modo, por desusado, aunque lo inquiete sobremanera. Sólo con verla intuye que es una mujer que verdaderamente sabe amar a los hombres, sin resentimientos, sin compasión, sin asco. Los ama, y ya. Los asume, son carne de su carne".

Tínisima
Elena Poniatowska

No hay comentarios: