sábado, abril 23

Dato


La princesa Masako de Japón está obligada a caminar tres pasos atrás de su esposo y llevar siempre la cabeza abajo. No puede vestirse ni bañarse sola, ver televisión o mirar a un hombre a los ojos.
¡O sea!...que chinguen a su madre.

No hay comentarios: