miércoles, junio 15

Date

"Tina se deshoja; le aterrorizan los juicios de los mexicanos que hablan de las mujeres con palabras crudas, cruda su carne, crudo su sexo insaciable que desordena su vida y las expone, crudos sus pezones, crudas sus manos que no logran retener al hombre verdadero, locas las del partido comunista. ¿No dijo Andrés Henestrosa que ellas habían confundido la palabara camarada con la palabra cama?
Tina regresa a su casa hecha un San Sebastián, asaetada, su cadera, una balanza encarnada, su corazón un escudo desangrado. En México se desprecia a las mujeres, se les consume, se les desecha, se les estigmatiza, se les cuelga para siempre al árbol patriarcal y allí se les ahorca..."

Tinísima
Elena Poniatowska

No hay comentarios: