jueves, junio 30

Mujeres bonitas II

1. Mis compañeras de zumba son el ejemplo de la madre mexicana, pero en buen plan. Siempre llegan sonriendo y saludando, con su chiquill@ del brazo, o en su carriola.

2. Mi mamá recién contrató a una niña para que le ayudara en el negocio. Una niña de 16 años, de rizos castaños y ojitos brillantes, que en primer lugar no tendría porque estar trabajando, pero casi casi este trabajo la rescató del anterior, donde la explotaban, 13 horas al día. Dice que quiere estudiar gastronomía y ríendo dice que hace un mes terminó con su novio.

2 comentarios:

j/e dijo...

Briga, leí en aterior, el del Micro, jajaja, tu mamá!

Siempre que vengo encuentro esas historias por las que me gusta México :)
Ahora escribo en este blog http://pinknoiseavenue.blogspot.com pásele cuando tenga ganas de deprimirse, porque nomás escribo cuando traigo el ánimo acongojado.

Irina Molotova dijo...

Sí, a mí también me gusta México por esas historias. Sale briga, cuando tenga PMS claro que lo leo C: ¡Saludos!