domingo, mayo 6

Elena

Es domingo, tengo tatuajes temporales por el tinte negro que me puse ayer. Lucho contra mis demonios interiores como dice Arrañaga. Ya estuvo bueno de lloradera. Por lo menos si lloro nadie se dará cuenta.
Elena Poniatowska me ayudó a empezar mi día. Creo que igual que ella mi palabra favorita es "amor" (y playa).
Eso de que iba a las cárceles, y Siqueiros era feliz pintando cuadros...que Ana Bertha Lepe iba a visitar a su padre y todos los encarcelados le ahuyaban que daba miedo...Que cuando unos hombres sospechosos de negro (otra vez) y chocolate la cuidaban afuera de su casa y que ella bajó a ofrecerles un café. "Esa señora ha de estar loca...". Yo tampoco tengo conciencia Elena, puedo no tenerla y reírme como tú.
Mi mamá solo piensa en inyectarse todo tipo de sintéticos con nombre bonito y ya hasta le va a poner altar a la dermatóloga-divorciada-budista con Audi. Y en chantajearme, estoy hartísima como Tinísima.
Yo también quisiera que vinieran y me invitaran al cine, aunque tampoco estoy tan dejada de la mano de Dios. Yo también quiero a hombres, mujeres, perros (gatos no). 

No hay comentarios: