domingo, mayo 6

Escribiendo (Las forniditas II)

El amor que quiero, 
el amor que tengo, 
el amor que quiero dar, 
el amor que me falta y que me faltó. 
El amor que lloro, 
el que añoro, 
el amor que tienes y que te doy...


Asco de verdad. 
Quiero irme al cerro con una túnica blanca y muchos fondos de encajes, "flaca y bronceada". 
Requemada del sol, del trabajo. 
Eso de las forniditas. No sé quiénes son.



En mi casa nadie habla, 
nadie ríe, 
nadie llora. 
Comen, duermen, hacen como que hacen cosas. 

Sino me llevas, yo me voy,
sino me robas me robo yo.
"Muchas mujeres tenemos el destino de la luna,
y, todo el mundo nos admira,
nos canta, 
nos escribe,
pero nadie nos toca.
Y cuando nos tocan, 
nos tocan mal..."



4 comentarios:

Tamalito Envenenado dijo...

Querida... I'm worried.
Quiero saber de ti. Te mandé un correo, ojalá te llegue...
Saludos y abrazos!

Anónimo dijo...

¿Cómo está mi briga? Hace tanto que no sé de ella, hoy leí viejas conversaciones en facebook, casi triste. Llegué a verla por ahí, caminando, ¿sigue rebelde? Ojalá que sí. Su no siempre fue una afirmación de algo, de la vida, de la felicidad sencilla. Reí mucho con ella. Ah y también nos confesamos tristezas humanas, existenciales, dolorosas, incluso vergonzosas.

Y quiero verla feliz, quiero saber que le está pasando lo mejor, quiero saber que ha vencido al mundo, que es dueña de su vida por fin. Nada me gustaría más en este momento que saber eso.
Le mando un abrazo afectuoso mi briga.

Irina Molotova dijo...

Briga, aquí estoy, con ganas de pastel. Saludos!

j/e dijo...

Eso es bueno. ¿Pastel? De queso con frambuesa :D
Saludos, la sigo leyendo, no se desaparezca.