domingo, enero 29

París, París, París

Lo sigo diciendo: voy mejorando. Tengo que ser más Jennifer Aniston en Dia de las madres, cuando colapsa en su van porque su ex esposo se va a ir a París con su nueva y veinteañera esposa. Probablemente termine así. Y ¿qué importa? No se ve para nada mal. Puedo cambiar perfectamente mi percepción de la vida y de las cosas para que no todo lo que quiero implique una pareja, (bueno no tan perfectamente pero so so) tomarme con humor las veces en las que algo que parece evidente no lo es, y tener un colapso yo solita. La tarde del domingo último de vacaciones parece prometedora. Mi pequeño humano perfecto se acaba de dormir y tengo una botella de Lambrusco ya abierta. Cheers to me, myself and I.

No hay comentarios: