martes, marzo 7

No knights, no knights

Todo el día estuve pensando en lo que escribiría aquí. Desde que el entrenador número dos de box del día de ayer era como un ratón nazi, hasta que dejaré ir a Frida.
Me sentí en The Biggest Loser on steroids, mientras brincaba como loca y golpeaba peor. Y trataba de cuidar mi postura de guardia, mis jabs y mis rectos. Sudé y casi me caigo en la llanta.
Cerré Tinder, ahora sí sentí que me iba a pegar una ETS por hacer scrolling. Creí que lo peor eran las sonrisas falsas en la torre Eiffel pero no, oh no.
Trato de entender por qué a veces siento tantas ganas de salir con alguien y conversar por horas. Y otras tantas no entiendo como las personas pueden vivir casadas por décadas, y como pueden decir que aman a alguien y hablar pestes de ellos a la primera oportunidad. Como pueden querer pasar su vida con alguien que no los enloquece de amor ni tantito. Con alguien que no los ciega de mente y de alma y que les impida ver a alguien más, creer que existe alguien más. Empiezo a creer que ya la dinámica de romance no es como antes. Ya los hombres no persiguen, se han acostumbrado a que los persigan. Ya no insisten, no mueren de amor. O por lo menos, no me doy cuenta, no me pasa a mí.
Descubrí a John Singer, y me cautivó tanto que puedo decir que le diré adiós a Frida Kahlo. Su historia me dió mucho, sus pinturas, sus películas y todo lo que mis seres queridos la relacionaban conmigo. Su inspiración me llevó hasta donde estoy y me salvó muchas veces, pero ya no soy esa persona. Necesito nutrirme de esta nueva energía que me invade. Madame X.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Se te relaciona con Frida por la capacidad que tienes de darle la importancia que tiene la mujer, no por ser bonita o ser madre, sino por la fuerza que tienes adentro y tu yo líder que aún te falta por sacar. Es tu naturaleza y lo sabes. Eres una gran mujer y un gran ser humano aunque te ha tocado sufrirle no siempre será ni es así. Ánimo y disculpa por escribirte y leerte de vez en cuando.
Saludos
E.

Mme. Mi dijo...

Gracias, gracias por leer. Quién eres, E.?

Anónimo dijo...

ri ... Sorry